Cultura a la fuerza

Cuantas películas, cuantas obras de teatro visualizadas casi por fuerza por la falta de oferta televisiva de la época y sobre todo cuantas series, han marcado nuestra infancia y de alguna amanera han contribuido a forjar nuestro carácter.

En un futuro próximo, será mucho más difícil hablar de series míticas, por la gran oferta que actualmente existen de televisiones públicas, privadas, plataformas de streaming, canales de youtube, etc.

La oferta es tremendamente tan extensa que será muy difícil focalizar cuales son las películas o series que actualmente quedaran en el subconsciente de la juventud actual.

Pero en los 60, 70 y 80 esto era muy, muy diferente. Las cadenas televisivas en España eran 2. La primera y el UHF.

NUESTROS REFERENTE CASERO DE CULTURA

El único referente cultural “casero” que teníamos era este. Obras de teatro, zarzuelas, debates, películas, series, eran devoradas con igual intensidad por jóvenes y niños, porque sencillamente no teníamos nada más.

El efecto culturizador de aquellos años difícilmente se pueden reproducir en la actualidad, precisamente por la gran variedad de oferta de la que disponemos.

¿Qué niño de hoy en día “se tragaría” una obra de teatro del Conde de Montecristo de Alejandro Dumas, la zarzuela Bohemios con musica de Amadeo Vives o un ciclo de películas musicales de Fred Astaire y Ginger Rogers, pudiendo jugar a su Play Station o mirar un video de su youtuber favorito?

Aquella falta de oferta curiosamente, potencio una gran cultura de obras clásicas y cine entre los jóvenes de aquella época.

Las series de aquellas tardes de verano o merendando delante del televisor después del cole, marcaron nuestra infancia y nos hicieron soñar con castillo medievales, pueblos del salvaje oeste o Islas misteriosas. Aquellas series nos hicieron más curiosos y ávidos de aventura.

Aquí os dejamos un pequeño recordatorio de alguna de aquellas series, fueron muchísimas más y de muchas temáticas, pero seguro que si tienes entre 45 o 60 años alguna de estas te hará recordar buenos momentos.

Series míticas del Oeste que han marcado muchas tardes de nuestra infancia. Aquellas calurosas tardes de verano se veían recompensadas con series como The Wild Wild West (1965-1969), más conocida como Jim West, el agente secreto más conocido del lejano Oeste que viajaba en su espectacular tren. Bonanza (1959-1973), la familia de vaqueros más famosa de la televisión. Daniel Boone (1964-1970), el trampero con su inseparable amigo Piel Roja. El Zorro (1957-1959), con el hidalgo Diego de la Vega, luchando por la libertad de California o  Wanted Dead or Alive (1958-1961), más conocido como el caza recompensas Randall el justiciero y su curiosa arma. Y como, no Rin Tin Tin (1958-1961), con su inseparable amigo Rusty, las aventuras de este perro son ya todo un clásico de la televisión.

Un artículo de Clean & iron Service. www.cleaniron.com. Servicios de limpieza a domicilio de calidad desde 1987. www.sosclean.com.