Menos es más, la frase que determinó la estética de la arquitectura.

“Less is More” se le atribuye a Mies van der Rohe. Sin embargo es poco conocido que van der Rohe no fue en realidad el autor de la frase, aunque sí llegó a estar vinculado de manera intensa con él. (*)

Pero a nosotros lo que nos interesa realmente en este artículo es el “Decluttering”, o la filosofía del ‘menos es más’ en la vida en general.

crear tu empresa
De que el “Mas” equivale a mejor es una apreciación que nos han inculcado desde hace muchísimos años directa o indirectamente desde nuestra más tierna infancia, desde todos los ámbitos de la sociedad, escuela, padres, etc.

Pero pasados los años y sobre todo impregnados con la problemática de la sostenibilidad, del aprovechamiento de recursos, etc. Nos hemos dado cuenta de que este “MAS” es insostenible para la continuidad de nuestro sistema de vida.

Esto es lo que plantea el movimiento “decluttering” una corriente que reformula el planteamiento actual y sostiene que menos no es solo mejor, sino que es mejor que más.

Esto implica un cambio radical de paradigma. Que seguramente sin ir más lejos, todos nosotros ya estamos aplicando en mayor o menor escala condicionados por una corriente que se extiende por todo el planeta, seguramente condicionada por muchos factores pero algunos de mayor o menor relevancia como comentábamos anteriormente.

No estamos hablando solo de consumir menos, sino de necesitar menos. Aquí radica el verdadero cambio.

Poner en duda las cosas que realmente necesitamos, que nos hacen felices, que nos llenan.

Dejando aparte las ventajas intangibles del menos es más, sicológicamente está también demostrado, que tener menos cosas en la mesa de trabajo, facilita la concentración, o tener un armario bien ordenado transmite tranquilidad a la hora de buscar o sencillamente mirar. Tener una decoración minimalista de nuestra casa influye directamente en nuestro bienestar, dejando aparte que tendremos menos cosas que limpiar y consecuentemente menos obligaciones.

A nivel práctico es evidente que si necesitamos menos cosas, radicalmente no tendremos que dedicar tantas horas ni preocupaciones a producir mucho, para tener que financiar un nivel de vida que dependa de desear y tener muchas cosas.

En definitiva podríamos hablar que a menos necesidades, menos obligaciones.

Toda nuestra vida hemos estado formados en tener o poseer muchas cosas como valoración del éxito social.

Pero hoy en día las cosas han cambiado, somos mucho más críticos en valorar lo que realmente nos hace felices o valoramos de nuestra vida.

mujer emprendedora

El “declutterin” “el menos es más”, nos brinda la libertad de poder vivir con menos cosas y consecuentemente ser más libres con nuestro tiempo. Muchos jóvenes ya son conscientes que no pueden hipotecar una buena parte de su vida pagando una hipoteca o comprar un vehículo solo para ellos, con todas las obligaciones financieras que esto conlleva. Y la consecuente pérdida de libertad vital.

Este movimiento ya afecta a toda la sociedad, no solo al individuo. Hace unos pocos años la valoración que hacíamos de una empresa se basaba puramente en su facturación, el número de empleados y sus beneficios. Muchas escuelas de negocio basaban el éxito empresarial en crear empresas enormes que no paraban de crecer. Para nada se contemplaba el nivel de satisfacción de sus propietarios, empleados o por su respeto por la sostenibilidad del entorno.

Hoy en día florecen un montón de empresas que quieren mantener un nivel humano de gestión. Empresas rentables de todos los sectores, que en lugar de tener como prioridad crecer, les preocupa más encontrar el equilibrio para poder mantener una dimensión humana de gestión responsable y acorde con la manera de ser de sus propietarios, que quieren unir la rentabilidad del negocio, con la satisfacción personal de hacer las cosas con sentido común y ético de responsabilidad con el entorno pero también con la satisfacción de todos los colaboradores.

Si antes una empresa solo pensaba en crecer y hacer cada vez más beneficios, ahora la tendencia es la de perdurar en el tiempo ofreciendo o vendiendo un servicio o un producto acorde y responsable con su entorno.

La satisfacción personal de “Hacerlo bien”, no solo se centra en los beneficios sino también en la responsabilidad social y medioambiental del entorno.

Artículo de la redacción de Clean & Iron Service. Limpieza a domicilio de calidad. www.cleaniron.com. Más información sobre nuestras franquicias en www.cleaniron.eu

(*)Peter Behrens fue el verdadero autor de la frase, una figura que apadrinó al joven Mies, contratado para trabajar en la fábrica de turbinas AEG en Berlín, entre 1907 y 1910.

clean and iron coworking

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s