Los productos de limpieza y el marketing.

Anuncio de Persil y Lagarto años 1960

En el sector de los productos de limpieza, la evolución que han hecho las marcas, condicionadas por el marketing, ha hecho que en muchos casos el envoltorio sea mucho más importante que el producto en sí.

Básicamente el producto de limpieza e incluso el desinfectante es un invento de principios de siglo XX, el problema es que para que el consumidor se decida por uno otro producto, las grandes multinacionales se las han ingeniado para dar forma diferente a sus productos para que estos sean siempre más atractivos que los de la competencia.

 

Así pues un buen día, resulta que para que un producto limpiador sea efectivo tiene que hacer una buena espuma. Nada más falso, la espuma que produce cualquier producto de limpieza no tiene nada absolutamente que ver con su poder limpiador, los espumantes son añadidos artificialmente en algunos productos de limpieza para que “Psicológicamente”, nos parezcan más efectivos.

De hecho los detergentes para las lavadoras no llevan este aditivo y no producen ninguna espuma en su lavado, sin que por consiguiente pierdan efectividad.

De la misma manera el espesor de ciertos líquidos también puede parecer que sea determinante para la calidad del producto, como suavizantes, detergentes líquidos para lavadoras, o algunos famosos lavavajillas. Pues nada más alejado de la realidad, el lavavajillas  podría ser liquido como el agua i no perder un ápice de sus calidades.

¿Pero psicológicamente te imaginas utilizar un lavavajillas con una densidad como el agua, a que solo pensarlo te desconcierta?

Productos de limpieza ecologicos

Para no hablar del color de los productos, la mayoría podrían ser transparentes. ¿Pero te imaginas utilizar un lavavajillas o un detergente liquido para tu lavadora transparente? Antes de utilizarlo ya lo estarías juzgando de manera negativa, porque tu cerebro no está acostumbrado a productos de este tipo.

Aquí está el reto de muchas multinacionales que actualmente están haciendo un giro en la producción de sus productos de limpieza condicionados por el cambio de hábitos del consumidor.

El consumidor por un lado, quiere productos menos agresivos para el medio ambiente, con menos aditivos y colorantes nocivos, pero que al mismo tiempo el consumidor, todavía está muy condicionado a unos impactos visuales muy concretos para valorar la supuesta calidad de estos productos.

jabón LagartoDe hecho si el mercado funcionara de otra manera. Todos los productos tendrían la misma efectividad, color y olor, porque tal como hemos comentado al principio de este artículo la base del producto lleva muchos años inventados.

El reto para el fabricante es ahora, parecer mejor que la competencia, sin utilizar colorantes, espesantes, espumantes, ni aromas químicos, ni embaces de plástico con formas futuristas.

Sera muy interesante ver la evolución a partir de este momento, seguro que los genios del marketing no lo tienen fácil, pero seguro que también nos sorprenden.

Y por parte del consumidor queda educarnos, de que no porque un producto sea más espeso, haga más espuma, huela mejor o tenga un color muy intenso….sea mejor.

Desde Clean & Iron Service, llevamos ya muchos años utilizando el sistema de concentrados para todos nuestros productos de limpieza. Este sistema permite reutilizar el mismo embase de soporte prácticamente indefinidamente con la mejora medioambiental que esto significa. Todos nuestros productos son de fabricación nacional y se rigen por la normativa Europea (REACH).

Para más información https://www.cleaniron.com/blog/?id=54x26dm4

Clean & Iron Service desde 1987. Prestando los mejores serveicios de limpieza a domicilio.